jueves, 16 de abril de 2009

Tomado de la Razon

1 comentario:

Antonio J dijo...

Actividades en LUZ pueden cesar en agosto si Gobierno mantiene recorte presupuestario

La Verdad - Aziel Figueroa Betancourt - Maracaibo - 16/04/2009 00:01 16

Las amenazas de una posible paralización de actividades en la Universidad del Zulia (LUZ) cobran cada vez más fuerza. El escenario de "crisis financiera" que atraviesa no sólo el alma máter zuliano, sino todas las universidades nacionales terminará por asfixiarlas, a menos que el Gobierno inyecte nuevos recursos en el segundo semestre del año. La emergencia está decretada.

Las autoridades de la máxima casa de estudios superiores de la región estimaron ayer que si a más tardar en agosto próximo no ocurre un desembolso de dinero ni hay respuesta de los créditos adicionales, LUZ verá seriamente comprometido su funcionamiento para finales de 2009. En este sentido, entre cinco mil 500 a seis mil alumnos que esperan respuesta de ingreso para el segundo semestre del año se verán afectados.

Hace casi dos semanas a todas las universidades del país les fue informado que debían ajustar sus presupuestos, debido a la situación económica y las medidas de austeridad decretadas por el Ejecutivo. A LUZ le recortaron 47 millones de bolívares fuertes, es decir, seis por ciento. Pero el trasfondo es más grave porque el proyecto de presupuesto que introdujo la universidad para este año fiscal eran casi un millardo. Sin embargo y por tercer año consecutivo, el Gobierno aprobó únicamente 788 millones, sin tomar en cuenta la inflación.

Jorge Palencia, rector, manifestó que no descartó que esta decisión de "estrangulamiento" a las universidades esté relacionado con la "escalada" de ataques en contra de la democracia, alcaldías y gobernaciones puestas de manifiesto en las últimas semanas. Las pretensiones de intervenir las universidades no les resulta descabellado. Pese a las dificultades están comprometidos a mantener la institución abierta.

"Nuestra postura es de rechazo contundente a esta política de asfixia financiera. Pedimos al Ministerio de Educación Superior (MES) que reconsidere la medida. Esta situación es dramática. Pudiese estar fraguándose una acción de intervención pero tenemos el potencial para enfrentarlo. No permitiremos que la autonomía sea violada".

Partidas débiles

Aunque los gastos fijos de nómina no sufrirán el impacto del recorte, el funcionamiento de facultades, dependencias, arreglos de infraestructura, materiales y suministro de laboratorios, proyectos de investigación y docencia serán reducidos a su mínima expresión. El proyecto de digitalización de bibliotecas que estaba en puertas así como el Sistema de Educación a Distancia están suspendidos. Y se espera que la inflación siga aumentando.

La aprobación de un crédito adicional ayudaría al alma máter a compensar un poco su debilidad financiera, pero no hay garantías porque el MES enfrenta graves problemas de liquidez de caja, afirmó el rector. Siendo optimista calculó que ese dinero podría llegar al tesoro universitario para noviembre. Para ese entonces la crisis es peor.

A lo inmediato, el Consejo Universitario trabaja con la dirección de Planificación para hacer ajustes en las partidas. Los decanos están reprogramando sus actividades. El estado físico y los gastos de funcionamiento de los núcleos Costa Oriental y Punto Fijo también son precarios. El proyecto de abrir una extensión en el municipio Sucre, donde ya tienen censados al menos seis mil 500 estudiantes está en suspenso.

Se espera que la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) haga un manifiesto público sobre la situación. Hay varias propuestas en la mesa, entre esas una movilización nacional y una concentración de todos los Consejos Universitarios en Caracas. El próximo jueves 23 sesionará el Consejo Nacional de Universidades y los rectores aspiran a discutir la situación con el ministro Luis Acuña.

Solidaridad sectorial

Tres de los sectores que conforman la comunidad universitaria se pronunciaron ayer en solidaridad con las autoridades para defender la autonomía en cualquier instancia. Hebert Villalobos, presidente del Sindicato de Obreros (Asdeluz); y Omar Alvarado, presidente del sindicato de Empleados, manifestaron su preocupación por la situación económica. Exigen respeto a sus cláusulas contractuales.

Wilfredo Ferrer, consejero estudiantil, señaló que los alumnos tienen previsto reactivar el Parlamento Estudiantil nacional para analizar las acciones de protesta a seguir. Están convencidos que las providencias estudiantiles como comedores, transporte y becas, sí se verán afectadas. "Debemos mantenernos unidos y somos inteligentes. Se van a quedar con las ganas de cerrar la universidad porque estamos organizados".