sábado, 4 de abril de 2009

LUZ se declara en emergencia

LUZ se declara en emergencia por nuevo recorte presupuestario


Tomado de "La Verdad" Maracaibo - 04/04/2009

La Universidad del Zulia se declaró en emergencia financiera luego de que repentinamente la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) notificara un recorte de 47 millones 337 mil 828 bolívares fuertes del presupuesto de 2009, lo que amenaza severamente su funcionamiento operativo y las actividades académicas. "La situación es crítica, estamos viviendo un verdadero drama", declaró Jorge Palencia, rector de la máxima casa de estudios en la región, a través de una nota de prensa.

Precisó que de los 788 millones 963 mil 801 bolívares fuertes que aprobó bajo protesta el Consejo Universitario en octubre de 2008, el Gobierno aprobó finalmente 741 millones 625 mil 973 bolívares fuertes, lo que equivale a una reducción de seis por ciento. Explicó Palencia que en apariencia el recorte luce mínimo, pero el presupuesto aprobado apenas garantiza el pago de sueldos y salarios y representa una reducción de más de 60 por ciento en las partidas destinadas a los gastos de funcionamiento.

La reducción de poco más de 47 millones de bolívares fuertes deja sin recursos las partidas destinadas al financiamiento de la investigación, al mantenimiento de la infraestructura académica y laboratorios, beneficios de becas, reajuste del bono de alimentación y al sistema de vigilancia de LUZ.

"Queremos advertir que en dependencias como el Consejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico (Condes) no se financiarán proyectos de investigación. La razón de ser de la universidad, que es el impulso del conocimiento, queda prácticamente fuera del presupuesto de este año", enfatizó el rector.

Según explicó la Opsu en su notificación, este recorte obedece a las medidas para paliar la crisis económica dictaminadas por el Ejecutivo nacional, contempladas en la reforma de la ley de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2009, la promulgación en Gaceta Oficial de la ley Especial de Endeudamiento Complementaria para el Ejercicio Fiscal 2009 y en el instructivo presidencial para la Eliminación del Gasto Suntuario o Superfluo en el Sector Público Nacional.

Golpe a la autonomía financiera

Esta medida, que fue catalogada como asfixiante por los decanos y las autoridades rectorales, obliga a la Universidad del Zulia a garantizar providencias estudiantiles como comedores y transporte, beneficios de becas, igualmente los compromisos de la salud para estudiantes, trabajadores y con los organismos parauniversitarios de salud y cajas de ahorros. "¿De dónde sacaremos dinero para cumplir con esos compromisos?", se preguntaba angustiada la vicerrectora Administrativa María Guadalupe Núñez.

Núñez alertó que este presupuesto puede catalogarse como uno de los más deficitarios de los últimos tiempos, pues no contempla las insuficiencias presupuestarias de 2008, el crecimiento natural del recurso humano, la tasa de inflación de 12 por ciento, la continuidad de proyectos sociales y convenios de cooperación, homologación de sueldos y salarios con incidencias del incremento 2004-2005 y 2006-2007.

Precisó que este recorte impide también la creación y reposición de cargos, cambios de dedicación, ascensos, crecimiento por inflación para los gastos de funcionamientos operativos y cambio del valor de la unidad tributaria para el bono de alimentación, entre otros.

Otros conceptos relativos a los beneficios laborales están severamente amenazados, que también quedaron fuera de este presupuesto. Jorge Palencia mencionó entre los más graves el pago de prestaciones sociales, los intereses de prestaciones sociales, la diferencia de sueldos por normas de homologación de 2008 y las antigüedades.

El rector de LUZ catalogó esta medida como un atropello a la autonomía financiera, por lo que anunció conversaciones con las autoridades de otras universidades autónomas del país para decidir cuáles medidas tomarán a fin de evitar la paralización de las instituciones de educación superior. Se reunirán el 17 de abril. "Tenemos que preservar lo que tenemos, pero el funcionamiento de LUZ está severamente amenazado. En los próximos días los decanos y autoridades rectorales anunciaremos las medidas necesarias para contrarrestar este duro golpe a las finanzas universitarias y garantizar la paz laboral".