martes, 6 de julio de 2010

Carta al Ministro Ramírez. Enviada por APUDONS.

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NÚCLEO DE SUCRE

ASOCIACIÓN DE PROFESORES


CARTA DE LA ASOCIACIÓN DE PROFESORES DE LA UNIVERSIDAD DE ORIENTE NÚCLEO DE SUCRE (APUDONS) AL MINISTRO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA PROF. EDGARDO RAMÍREZ

APNS Nº 0470 –10

Cumaná, 22 de junio de 2010

Ciudadano:

Prof. Edgardo Ramírez,

Ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria._

Su Despacho.

Reciba un cordial saludo.

Nos dirigimos a usted en la ocasión de solicitarle, de manera formal, una audiencia en la oportunidad que lo dicte su agenda, misma que, comprendemos, está ocupada por múltiples responsabilidades.

Esta ocasión es oportuna para recordarle que el Núcleo de Sucre de la Universidad de Oriente, cuya sede principal está ubicada en la ciudad de Cumaná (con extensiones de aulas en Cumanacoa y Carúpano), ha sido uno de los pocos recintos universitarios, pertenecientes al ámbito de las instituciones autónomas, que ha visitado en dos (2) ocasiones el Ciudadano Hugo Rafael Chávez Frías. En ambas oportunidades (1995 y 2003), fue recibido con los brazos abiertos por estudiantes, autoridades decanales, obreros(as), profesores(as) y empleados(as). Aunque en contextos diferentes, la universidad escuchó y aprobó los planteamientos que exponía el dirigente principal del actual Gobierno Nacional.

Bueno es destacar que de todas las épocas políticas arrastramos decepciones producto del incumplimiento de la palabra empeñada. Ni como institución ni como trabajadores(as) podemos decir nada diferente si comparamos el ayer con el hoy: el Núcleo atraviesa un proceso de deterioro sin precedentes en un estado donde el PSUV controla todas las alcaldías, posee una mayoría 8-1 en el Consejo Legislativo Regional y un Gobernador egresado de sus aulas. Debe comprenderse que somos el producto del ambiente concreto en el cual vivimos, aunque ello no deba alejarnos del conjunto. A partir de tal ambiente, juzgamos a la sociedad que nos rodea. La falta de recursos para el mantenimiento de una infraestructura que ha albergado y graduado, durante más de cinco (5) décadas, a miles de profesionales en diversas áreas; y la evidencia incuestionable de distintas obras inconclusas, generan un déficit de pertenencia que lleva a muchos(as) colegas a pensar en el abandono de lo más preciado: el lugar donde se estudia, trabaja y al cual se le debe demasiado.

Lo anterior no puede mejorar si agregamos lo que usted y todo el mundo ya sabe: los míseros salarios del profesorado universitario, los cuales terminan de coronar el viejo dicho que reza: “Todo padre quiere que su hijo tenga un buen maestro; pero ninguno desea que su hijo sea maestro”. ¿Cuándo habrá respuestas concretas para un asunto que ha llevado al paro de actividades a gente que desde siempre ha defendido el proceso político que vive este país y que, a riesgo de mentir de forma irresponsable, no puede calificarse de apátrida, opositora, escuálida o algo semejante? ¿Hasta cuándo tendremos que aceptar que las diferencias FAPUV-Gobierno nos lleven hacia el desencanto ante el trabajo que realizamos producto de salarios que hoy día han conducido a docentes universitarios a efectuar labores extra-cátedra, tales como la de ser taxista?

El cuadro del drama expuesto, y que es actual, ha sido herencia de la cuarta república, pero no está siendo superado en la quinta e involucra a las instituciones universitarias autónomas. Todo ello contrasta con cifras oficiales sobre buena inversión en educación universitaria, creación de otras casas de estudio y apertura de nuevas carreras durante la última década, lo cual ha implicado ambientes de trabajo decentes, con servicios y comodidades que atrás dejan a nuestra deplorable realidad.

¡Qué no decir de los(as) investigadores(as)! Es decir, de las condiciones cada vez más difíciles en las cuales se investiga (carencia de recursos suficientes y oportunos para el financiamiento de la tarea investigativa). Con un presupuesto reconducido desde 2007, por muchas otras vías a las que pueda acudir la institución para cubrir parte importante de sus gastos, es casi imposible mantener las puertas abiertas ofreciendo una educación de calidad. Rogamos no comparar a la UDO con otras realidades. Somos de la opinión de que tanto la administración inadecuada, por parte de diversas autoridades universitarias, como el congelamiento de los presupuestos asignados (golpeados por una inflación que, si bien es inferior a la de la década pasada, sigue siendo una de las más altas de América Latina, todo esto en un contexto de crisis severa del sistema capitalista mundial), son responsables de muchos de nuestros males.

Respetable colega: ¿El país nos convoca a impulsar la Constituyente Universitaria? ¿El país clama por el voto igualitario entre los(as) actores(as) que hacemos vida en las universidades? ¿El país pide que se acaben las pruebas internas y la discriminación para el acceso al cupo en universidades que excluyen a la mayoría? Sí, pero también exige un trato salarial decente para los(as) miles de hombres y mujeres que hacemos docencia, investigación y extensión en estas casas de estudio. Pide un presupuesto justo para todas las universidades, no sólo para algunas de ellas. Pide impulsar un currículum donde entren todas las corrientes del pensamiento universal, no una parte de ellas. El pensamiento único no tiene cabida en ningún lugar que aspire llamarse Universidad, lo impulse Barack Obama o cualquier otra persona.

Estas reflexiones son oportunas ahora que estamos viviendo la más feroz confrontación entre posturas y acciones político-sociales que jamás haya vivido este país después de la Guerra por nuestra Independencia. Pedimos que nos escuche, que no cierre ninguna puerta en medio de tanta diversidad de opiniones y propuestas, enmarcadas algunas de ellas, incluso, dentro del criterio que promueve el propio Presidente Chávez.

Sin otro particular, se suscriben:

Atte.:

Prof. MANUEL CENTENO Prof. RAMÓN HURTADO

Presidente Vicepresidente


Prof. JOSÉ GREGORIO GONZÁLEZ Prof. LEONARDO ESPAÑA

Secretario General Secretario de Finanzas



c.c.a. Apudons.